domingo

En vino y en directo




La noche recorría, lentamente, mis hombros.
Volvimos a encontrarnos por casualidad (una de esas casualidades que se buscan).
Mezclamos la vida con los versos, la ciudad azul, el postconcierto, mis labios rojos, el vino blanco y sus ojos verdes.
Sonaron aplausos, canciones, besos (de esos que se dan con la mirada).
Acabamos en el bar de siempre, en una mesa que comienza a definirme.
Esa noche se ganó el pronombre: era Él, un semidesconocido que me hacía sentir como en casa.
Esa noche me gustaba cómo sonaba mi vida ante su mirada. Me encantaba ver cómo se deshacían los minutos en su boca.
Hablábamos sobre nosotros, sobre quiénes no éramos, sobre lo que no teníamos, sobre lo que queríamos. Estábamos llenos de luminosas ausencias. Y todos esos espacios en blanco, sin embargo, los trasladábamos a los papeles. Llenándonolos. 
Hablábamos sobre lo imposible: ser una persona ordenada, cuerda y formal escribiendo poesía o haciendo canciones. (*Nota a pie de verso: Imposible como esperar algo más que una noche. O unas cuantas. Imposible como esperar tener un hueco en su vida, y no solo en su cama.)


Ahora que lo recuerdo todo frente a un teclado, ahora que vuelven a sobrarme los espacios vacíos, me gusta pensar que nos rescatan todas las cervezas que no nos hemos tomado (aún), todas las palabras que no nos hemos dicho (aún). Todas las veces que volveremos a encontrarnos. Como siempre, por casualidad, claro.
Ahora que vuelvo a estar lejos, me gusta intuir el regreso.
Él es el protagonista de una película en blanco y negro, 
Él es galán e hijo de puta,
voz ronca, amor en carne viva,
amor roto y descosido,
amor deshilachado,
Él es un huracán silencioso,
Él es materia de canción y poemas,
Él es el chico enigmático de la novela 
y yo… 
Sonrío mientras confieso
que estoy hecha para la tragedia y el desorden,
para las luces de bar,
para la nostalgia de domingo,
para los versos de tren.
Para marcharme, 
escribir sobre él
y, después,
volver.
(Creo que todo encaja.)

Sé que volveremos a vernos.
En vino y en directo.
Con la ciudad azul.
Con mis labios rojos.
Con sus ojos verdes.

Sonrío.

Creo 
que todo encaja.



11 comentarios:

  1. Hoy tú eres mi descubrimiento del lunes, por casualidad por supuesto. Parece que todo encaja.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Todo encaja cuando los versos los escriben tus dedos y los recitan tus labios. Increíble forma de expresar sentimientos.

    Salud y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me gusta mucho! Una historia cargada de vida.

    Seguros que su nombre sonaba bonito cuando el destino la puso en tus labios.

    ¡Brindo por la casualidades!

    Un beso.



    ResponderEliminar
  4. Me uno a las voces que piden que te traigamos aquí, a Madrid, en un recital épico.

    Espero que eso sea pronto.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  5. Parece que falta mucho por vivir, demasiado... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ...sé qeu volveremos a vernos...eso es lo importante...un beso desde Murcia, me gusta como escribes...

    ResponderEliminar
  7. Tus palabras encajan perfectamente en todos los "te echo de menos" que exhalan mi mente en los últimos años. Es precioso. Escribes genial, de veras. Enhorabuena poetisa :)
    gracias por tu amable visita y recordarme que tengo que seguir leyéndote.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  8. El destino lo dirá... Todo lo que tenga que ser sera.
    El amor se va y viene como las olas.
    Me gusta tu casa de letras.
    Sigo tu blog, desde tu otro blog.

    Saludos blogueros de MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  9. Sentir, y saber, que la vida se nos regala ella misma, a veces en forma de otras almas, a veces en forma de una cerveza, a veces en forma de un café, y casi siempre, pero siempre, en forma de palabras.

    Siempre es un placer pasar a leerte Kris. Siempre.

    ¡Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  10. Yo venía a por mi dosis y a fundar el club de "la tragedia y el desorden".

    ResponderEliminar
  11. Guau... Lo que una encuentra un miércoles cualquiera huyendo de un "espacio en blanco" cualquiera... Me has dejado sin palabras :)

    ResponderEliminar