sábado

La mano



La mano que se suelta,
la mano que nadie sostiene,
la mano que se va arrugando
y acumula años
sin saber si alguna vez
ha conseguido tocar
algo auténtico,
la mano que bendice el papel
creando vida
de la muerte,
la mano que viaja por el vientre
y palpa las costillas,
la mano temblorosa
sobre otra vida,
la mano escurridiza,
la mano que arranca 
las vísceras del dolor,
la mano que vuelve a alejarse,
la mano que nada contiene,
la mano que llama 
a una puerta tras otra,
la mano que busca el calor
y se acurruca en el bolsillo,
la mano que ha sentido
cómo todo lo que la rozaba
se deshacía entre los dedos,
la mano que nadie aprieta,
la mano que nadie ama,
la mano que envejece
y se agarra fuerte
al aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario