domingo

Oscilaciones



Ahora que los pájaros vuelan a ras de mis tobillos
y yo no dejo de mirar al cielo,
entiendo dónde estoy.



Cada uno de los trazos de estas letras
intenta elevarme.
Persigo el botón que lo accione todo, 
que le dé comienzo a todo,
y lance lejos todo lo que ha sido,
lo persigo,
sabiendo que quizás lo tengo dentro
y no lo encuentro.


Quiero llegar al otro lado.
Quiero saber qué hay ahí,
me quiero a mí,
porque ahora, toda esta acumulación de pálpitos vitales,
no soy yo, 
este es, únicamente, el vómito de mi sombra.




Alguien al otro lado
me mira con mis ojos
y no me reconoce.





Alguien al otro lado,
desde mi cuerpo,
grita mi nombre.