domingo

Anticanción de cuna


(Guim Tió)



En esta historia, la música siempre empezaba a sonar cuando las luces estaban a punto de apagarse.

Nadie nunca me acompañaba al baile.
Ni siquiera yo.

Es evidente que muerdo cosas, 
que desordeno cosas,
que deambulo entre relojes que no dan tregua,
en un intento constante
por no tocar la nada.

Es evidente que siempre hay algo que no encaja.
La cuestión es cuando hay demasiado.

Curioso mundo este,
donde nos damos luz unos a otros
y nos devoramos unos a otros.

A veces necesito más palabras 
de las que me caben en el papel o en la boca,
y no digo nada,
porque cada vez siento más, más hondo, más extenso,
y el lenguaje se queda pequeño
a las puertas de un poema que no puede escribirse.

A veces me pinto los labios de rojo
para dejar un mínimo rastro de mí en las cosas.

A veces los días coagulan
y algo se escapa,
algo importante se escapa.

A veces digo que dejo de tener miedo

y miento.

A veces digo que no necesito a nadie
y que ya no amo

y miento.

A veces no quiero este cuerpo 
de naturaleza volátil,
esta materia imperfecta y a ratos bella,
este útero,
estos ovarios,
este vientre,
esta medición de mi tiempo vital,
no los quiero, 
de verdad que no los quiero,
lleváoslo todo,
que no quiero preocuparme
por mi condición de mortal.

Mientras mi repugnante cuerpo envejece
y ante mis ojos
se resquebraja,
mi alma continua dirigiéndose
hacia la infancia.

A veces me levanto a media noche
para comer
lo que queda de mí.

A veces me miro al espejo
y me busco
más allá de mi imagen,
a veces me gustaría
encontrarme cara a cara conmigo misma
para decirme que quiero ser diferente
pero por favor,
por favor,
por favor,
no tanto.



3 comentarios:

  1. Tal vez no encajen las cosas porque nunca fueron piezas de un puzzle, habrá que darle la vuelta a todo y pensarlo así, a fin de cuentas nosotros mismos no paramos de darlas nunca.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Oski. Muchas veces el ser diferente es un reto y un desafío constante por ser uno mismo sin caer en las antimodas, en los "noquierosercomoellos". Benditos puzzles que no encajan.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Desesperante pero hermoso. Un abrazo.

    ResponderEliminar